casa de julieta

La casa de Julieta

casa de julieta

Quizás la idea de decir que quien visita la hermosa ciudad de Verona ubicada al norte de Italia es por la eterna y trágica historia de Romeo y Julieta, puede parecer un poco repetitiva. Pero es que sin duda Shakespeare jamás imagino la marca imborrable y el tesoro invaluable que le dejaría a la pequeña provincia Veronés.

Sin duda, estar en Italia y no pasar por Verona y visitar la casa de la adorada Julieta es imperdonable. Ubicada en la provincia de Verona en la Piaza delle Erbe, en la Via Capello 27, se encuentra un castillo de la época medieval modernizado y convertido en un museo de exhibición.

Construida en el siglo VII y aún dando lugar a la duda de si es o no éste castillo de la famosa de Julieta. La tradición de la ciudad atribuye a este recinto la casa de los Capuleti. Es en este lugar donde se fusionan la historia de la ciudad con la fantasía creada por William Shakespeare.

Puede que te interesen también La tumba de Julieta

Amor eterno a Julieta

Amor eterno a Julieta

Al entrar a la casa una de las tantas impresiones que se llevan los visitantes son el sin fin de cartas de amor que están pegadas en las paredes del recinto, y no son más que declaraciones y deseos que los turistas y algunos le presentan a la eterna Julieta.

Anualmente la alcaldía de la provincia de Verona debe retirar gran parte de ellos, ya que en realidad son innumerables las cartas de amor enviadas a la protagonista inmortal de Shakespeare. Se dice que las fechas donde se realiza el mantenimiento a la casa son para víspera de San Valentin y para el 26 de septiembre que es cuando se cree, que es el cumpleaños de Julieta.

Actualmente se encuentra en desarrollo un proyecto donde se espera la publicación de las muchas cartas enviadas a Julieta y exhibirse en un museo, dedicado solo a esto. Por ahora la ciudad de Verona se dice que cuenta con un correo postal que se encarga de responder las cartas, ésta iniciativa fue tomada por el club de fans de Romeo y Julieta en Verona.

El emblemático balcón de Julieta

Un elemento que no fue añadido sino a principios del siglo XX fue el emblemático balcón donde Julieta dio su aceptación a las declaraciones de amor de Romeo. Y cabe destacar que en la obra literaria original escrita por William Shakespeare nunca se mencionó dicho balcón, por lo que éste elemento fue creado por las distintas adaptaciones que recibe la obra con el paso de los años.

Al entrar a la casa no solo se aprecia los elementos que avivan los tiempos de los trágicos enamorados, sino que además se encuentra una estatua de Julieta forjada en bronce ubicada bajo el mencionado balcón. Según la tradición de la ciudad se cree que al tocar el seno derecho de la estatua acarreas ser correspondido.

Es sin duda la ciudad de Verona no solo un emblema histórico romano y de monumentos increíbles que se deben visitar, también es la ciudad ideal para renovar votos de amor con tu pareja. Revivir cada momento de la obra con mayor reproducción a nivel mundial, al pasearse por los distintos lugares que según la data literaria y la tradición de la ciudad, formaron parte de la vida de éstos personajes.

Si te gusto lo que leíste te recomendamos también Tours por la Ciudad de Verona

La casa de Julieta, que nunca fue suya

La casa de Julieta, que nunca fue suya

Y es que según la historia de Verona asociada a la realidad literaria no hay fiel respaldo de que Shakespeare y su eterna obra Romeo y Julieta fue basada en una realidad. Esto es debido a que la veracidad de los amantes es para estar cuestionando, aunque al parecer si hubo una pareja de amantes hacia el año 1303.

Otras de las hipótesis sostenidas es que la edificación a la cual se le atribuye como la casa de Julieta perteneció a una famosa familia conocida como los Capello, que todavía dan nombre a la calle donde se ve esta hermosa casa, en el número 27, cerca de la Piazza delle Erbe. Ahora bien se dice que el famoso balcón donde los amantes se declaran es un anexo que se incorporó a principios del siglo XX.

Ahora bien, nada de esto es motivo para restarle la forma de ser llamativo para los miles de turistas, que acuden cada año a esa dirección, buscando sin pensar en obstáculos de ver el emblemático escenario y capturar el momento tocando el seno de la estatua de bronce que representa a julieta con la ayuda de una foto, convirtiéndose en una tradición que proporciona, dicen, ser favorecido en amores o regresar alguna vez a Verona.

Al venir y experimentar estos detalles, no solo disfrutarías de la historia de amor de Shakespeare sino además también contemplarás el espacio arquitectónico de época, los frescos de las paredes representando escenas del drama, vestuario típico del siglo XIV y un narrador contando los hechos.

La tumba de Julieta

la tumba de julieta

Otros de los lugares que complementan parte de la historia de los amoríos de Romeo y Julieta, pero no menos importante son la Casa de Romeo, que se encuentra a escasas calles de la de su amada, y la Tumba de Julieta, ubicada en el en el interior del Monasterio de San Francesco in Corso.

De acuerdo a la obra, sabemos que este Monasterio es el único que, en el momento en el que la tragedia tuvo lugar, estaba fuera de las murallas por lo que Romeo podía acceder a él.

Fue en éste lugar donde sucedió el trágico desenlace de  la historia más encantadora de la literatura europea.  Y en  éste mismo lugar, en una celda dentro de la cripta oscura y evocadora, entre las tumbas de los monjes, se encuentra un sarcófago abierto y vacío conocido hoy como la tumba de la hermosa Julieta.

Cambios drásticos

cambios drasticos

La popular casa de Julieta con el paso de los años ha recibido cambios bastante bruscos no solo por el deterioro en su estructura sino por el funcionamiento de las instalaciones hoy día, y es que desde su construcción a mediados del siglo XIII solo conserva la puerta de su entrada principal.

Para el periodo comprendido entre el siglo XIV – XV lo que hoy se le conoce como la casa de Julieta se dedica a recibir extranjeros de manera hospitalaria. Ya para el periodo entre los siglos XVII y XIX el recinto funcionaba como posada y gracias a algunos relatos históricos se registra que ofrecía un servicio bastante malo.

Y no fue sino para el año 1905 que la reconocida casa de Julieta es remodelada y llevada a las condiciones de un museo relacionado con vida y trayectoria de Julieta Capuleti. Para la fecha de 1936 el historiador Antonio Avena decide recuperar ciertos lugares de la casa y aplicarle modificaciones, dentro de ellas destaca la adaptación del emblemático balcón.

No fue sino para finales del año 1940 que Avena culmina sus labores en la casa de Julieta logrando de ésta manera convertirla en uno de los atractivos turísticos más visitados en la ciudad de Verona.

Sugerimos leer este articulo sobre Visitar San Lorenzo del Escorial y su Monasterio

Deja un comentario