Visitar la Piazza Mercanti

Visitar la Piazza Mercanti

Visitar la Piazza Mercanti

En tu visita por la hermosa ciudad de Milán tienes muchos lugares turísticos que puedes visitar y en los que podrás apreciar diferentes edificios que te deslumbrarán por su arquitectura y por el diseño que muestran, además que albergan años de historia y por eso son muy valuados.

Si quieres visitar un sitio donde puedas apreciar varios de estos edificios antiguos entonces debes pasar por la Piazza Mercanti, que es un lugar donde están algunos de los edificios medievales más conocidos de la ciudad.

Historia de la Piazza Mercanti

Historia de la Piazza Mercanti

La Piazza Mercanti, que en español significa la Plaza del Mercado, fue construida en el siglo XII con planta rectangulas, y originalmente era más amplia de lo que se puede apreciar en la actualidad. Desde allí salían los accesos a otros distritos de la ciudad.

A medida que transcurrían los siglos, se iban construyendo más edificaciones a su alrededor, las cuales todavía permanecen hasta el día de hoy y que son considerados como edificios emblemáticos del periodo medieval.

Esta plaza fue durante siglos, y hasta principios del siglo XX el lugar donde se reunían diferentes mercaderes que tenían una variedad de productos y que procedían a intercambiarlos o venderlos con la gente.

De manera que fue uno de los sitios mercantiles más activos de la ciudad y llegó a ser un lugar fundamental para el comercio, considerando que esta ciudad italiana era el eje comercial del país.

¿Qué ver en la Piazza Mercanti?

Que ver en la Piazza Mercanti

Uno de los principales atractivos de esta plaza es que es una de las pocas que todavía logra conservar su arquitectura medieval intacta, por lo que es algo que la hace muy especial y que te deslumbrará una vez que pises el sitio y que puedas ver todas las edificaciones que están allí.

Si eres una persona nostálgica y apasionada por la historia, entonces la Piazza Mercanti es el lugar perfecto para ti, ya que podrás recorrer y admirar todas esas estructuras antiguas que te harán viajar en el tiempo hasta imaginar cómo era la vida milanesa antigua y cómo era el movimiento en ese mercado.

Comprueba en este artículo: Catedral de Milán: El Duomo

Además, en este lugar hay muchas edificaciones antiguas importantes que puedes visitar, a las cuales puedes entrar para recorrer sus espacios y admirar todo lo que tienen que ofrecerle al turista, por lo que es bueno que le dediques algo de tiempo a recorrer esta plaza.

Palazzo della Ragione

El Palazzo della Ragione es uno de los edificios más importantes que podrás visitar en la Piazza Mercanti, que fue construido en el año 1233 con el propósito de llevar a cabo actividades jurídicas en su interior.  Su fachada de ladrillo te impactará desde el primer momento en que veas este sitio.

En la actualidad se utiliza como un edificio donde se desarrollan diversas exposiciones culturales. Para ingresar debes pagar una entrada, y una vez adentro podrás recorrer las diferentes salas donde presentan exposiciones artísticas temporales.

También hay otras salas donde hay colecciones que muestran diversos objetos con los que podrás conocer la historia de esta hermosa ciudad italiana. El Palazzo se encuentra ubicado en la parte norte de la plaza, por lo que es fácil de ubicar.

Casa dei Panigarola

La Casa dei Panigarola, conocida también como el Palazzo dei Notai, es un edificio de estilo gótico que fue construido en el siglo XV y que está ubicado en el lado oeste de la Piazza Mercanti. En ese lugar se transcribían los decretos ducales en la antigüedad.

Actualmente es muy visitado ya que alberga uno de los restaurantes más prestigiosos de la zona, por lo que puedes hacer una parada en este lugar para probar una deliciosa comida típica de la gastronomía milanesa.

Palazzo delle Scuole Palatine

Otro de los edificios que podrás visitar es el Palazzo delle Scuole Palatine construido con un estilo barroco, que está al lado sur de la plaza, y data del siglo XVII. Este edificio fue considerado como uno de los más importantes durante la época del medioevo, donde funcionaba como una escuela superior.

Loggia degli Ossi

Al lado sur del Palazzo delle Scuole Palatine puedes encontrar la Loggia degli Ossi, que es un edificio que fue construido en el siglo XIV, donde actualmente alberga las estatuas de los patrones de la ciudad.

Uno de los aspectos más bonitos de esta edificación es su fachada, donde se mezclan perfectamente el mármol blanco y negro que hace que tenga una apariencia totalmente increíble.

Puedes leer mas sobre el tema en: El coche en Milán, problemas con las zonas de tráfico limitado

En la antigüedad era el edificio utilizado por las oficinas del juzgado, y los diversos decretos que eran de carácter público se anunciaban desde sus balcones, por lo que es un lugar lleno de historia.

Palazzo dei Giureconsulti

Este gran edificio es actualmente la sede de la Cámara de Comercio de Milán y es un sitio icónico de la ciudad debido al gran reloj que porta en la torre, considerado como el más famoso de la ciudad.

Este reloj era el encargado de indicar el horario laboral de la ciudad, pero ahora se ha convertido en uno de los emblemas más populares de la ciudad, y que vale la pena que lo visites y tomes unas cuantas fotografías.

Esculturas

En la Piazza Mercanti no solo hay edificios antiguos que puedes ver, sino que también puedes recorrerla para admirar algunos de los monumentos que fueron colocados en ese sitio y que forman parte de la decoración, para hacerlo un lugar mucho más interesante.

En uno de los accesos a la Piazza Mercanti, el Passaggio delle Scuole Palatine, podrás apreciar un arco con tímpano partido, donde en la parte superior vislumbrarás el monumento dedicado al poeta Décimo Magno Ausonio.Sobre la fachada de la Scuole Palatine está el monumento a sant’Angostino. Ambos fueron realizados por Giovan Pietro Lasagna en el siglo XVII.

Otro de los atractivos de esta plaza es el pozo de agua ubicado en el centro, que fue construido en el siglo XVI, debido a que era un elemento típico en estas estructuras para que la gente pudiera sacar agua.

¿Cuándo visitar la Piazza Mercanti?

Cuándo visitar la Piazza Mercanti

Para llegar a la Piazza Mercanti tienes muchas opciones, y al estar en el centro de la ciudad será un  lugar que no puedes perderte y que tienes que visitar. Lo mejor es llegar hasta allí usando las callejuelas que la conectan con el Duomo para que así tengas un recorrido mucho más ameno.

La entrada a la plaza es gratuita, por lo que podrás caminar por el sitio sin tener que pagar nada, pero evidentemente si quieres comprar algo o entrar a alguna de las edificaciones debes pagar el servicio.

El mejor momento para visitar la Piazza Mercanti dependerá de lo que desees hacer, ya que si quieres visitar alguno de los sitios históricos que están allí entonces será mejor que lo hagas durante el día porque la mayoría cierran desde las 19:00.

Por otro lado, es muy bueno visitar este lugar en las noches para que comas algo luego de haber pasado el día recorriendo diversos sitios turísticos, y así puedas contemplar la vida nocturna de esta zona y la oferta gastronómica que está en ese sitio.

Si te gusto lo que leiste te recomendamos también: ¿Qué visitar en Milán?

Ubicación de la Piazza Mercanti y cómo llegar

Ubicación de la Piazza Mercanti y cómo llegar

Esta pintoresca plaza está ubicada en un sitio muy privilegiado para los turistas, ya que está junto a la Plaza del Duomo, por lo que será muy fácil llegar. Una de las mejores características de esta hermosa ciudad italiana es que la mayoría de los sitios turísticos quedan muy cerca uno del otro, y la Piazza Mercanti no es la excepción.

Para llegar a esta bella plaza tienes dos opciones, puedes utilizar el metro o si lo deseas puedes tomar el tranvía hasta llegar a ese sitio, todo dependerá de cuál será la mejor opción para ti, así que debes planificarte con antelación. Si quieres visitar la Piazza Mercanti puedes hacerlo como parte de tu recorrido turístico y eso lo puedes hacer caminando.

Metro

Si quieres llegar a la Piazza Mercanti utilizando el metro, debes tomar la línea M1 y llegar hasta la estación Cairoli-Cordusio. Allí saldrás a la Piazza Cordusio y solo deberás caminar un poco hasta llegar a tu destino.

Tranvía

Por medio del tranvía también puedes llegar a la Piazza Mercanti, y muy probablemente será un recorrido mucho más agradable que en el metro. Para esto tienes varias opciones, ya que puedes tomar las  líneas 2, 3, 12, 14, 16, 19 y 27 y llegar hasta la estación Orefici Cantu.

Deja un comentario