Qué ver en Milán en 2 días

Hay muchas cosas que ver en Milán en 2 días y todas ellas son impresionantes. La ciudad tiene tanto que ofrecerte que ciertamente es complicado ver todos los atractivos en un par de días.

Sin embargo, todavía es posible organizar un itinerario en el que se incluyan las principales atracciones de Milán.

¿Qué ver en Milán en 2 días?

La ciudad de Milán es famosa por la Semana de la Moda y las muchas boutiques de diseñadores. Pero esto es solo una parte de la gran cantidad de lugares y actividades que puedes hacer en Milán.

Si vas a estar más días, los amigos de VidaMolona puedes ver una guía muy completa con diferentes tipos de tiempos de estancias 😉

La Catedral de Milán

Qué ver en la Catedral de Milán

Entre las mejores cosas que ver en Milán sin duda se encuentra la visita obligada a la Catedral de Milán. Se la considera el símbolo de la ciudad y el centro de partida para tu itinerario de 2 días en Milán.

La construcción de la catedral comenzó en el año de 1386 y concluyó casi 500 años después. Actualmente es la tercera catedral más grande del mundo, después de la Catedral de San Pedro en Roma y la Catedral de Sevilla.

Se localiza en la Piazza del Duomo, justo en el centro histórico de Milán. Además puedes disfrutar de espectaculares vistas de toda la ciudad desde la terraza de la Catedral.

Más información: Catedral de Milán: El Duomo

La Scala de Milán

Teatro La Scala

Desde la Piazza de Duomo se puede llegar directamente a la Piazza della Scala. Aquí es donde se encuentra La Scala, que es la famosa Ópera de Milán. Esta es una de las 3 óperas más prestigiosas en Italia.

Su interior suntuoso es uno de sus principales atractivos, lo cual contrasta con su exterior que ciertamente es bastante simple. Sin embargo, a un costado se encuentra el Museo de La Scala, donde puedes conocer la enorme colección de instrumentos musicales, documentos históricos y los trajes que usan los cantantes de ópera.

Más información: Teatro La Scala

El Castillo de Sforza

Historia del Castillo Sforzesco

También desde la Piazza del Duomo, tomando la Vía Dante, puedes acceder directamente al Castillo de Sforza. Esta impresionante edificación es considerada como un monumento histórico emblemático de la ciudad.

Ha sido construido y reconstruido en varias ocasiones y además es famoso por aquí estuvieron los talleres de Leonardo DaVinci durante el periodo del Renacimiento.

Es una visita muy recomendable ya que en este castillo se encuentran varios museos, incluyendo el Museo de Arte Antiguo, el Museo de Artes Decorativas, el Museo Egipcio y La Pínoteca del Castello Sforzesco, donde podrás apreciar más de 1500 obras de arte que abarcan períodos del siglo XIII al XVIII.

Más información: El Castillo Sforzesco

Parco Sempione

Qué ver en el Parque Sempione

Y si quieres disfrutar de un poco de naturaleza y aire fresco, nada mejor que visitar el Parco Sempione. Este parque se encuentra justo detrás del Castillo Sforza, considerado como el parque público más grande de la ciudad.

Es ideal para descansar y pasar el rato, además hay una gran cantidad de edificios interesantes que se pueden visitar desde este lugar. Por ejemplo, puedes acceder fácilmente al Acuario Cívico de Milán, la Arena Cívica, así como el Arco della Pace.

Más información: El Parque Sempione

El Palacio Real de Milán

Palacio Real

Es uno de los principales centros culturales de la ciudad e incluso cada año se organizan múltiples exposiciones de arte moderno, contemporáneo y hasta de moda y diseño.

No solo eso, este palacio alberga una colección de pinturas prestadas por algunos de los museos más famosos del mundo. También puedes acceder al Museo del Palacio, donde es posible conocer su historia, información sobre la ciudad y los pobladores.

Los canales de Navigli

Qué hacer en el Navigli

El distrito de Navigli es una de las zonas imperdibles de la ciudad de Milán, principalmente porque es atravesada por canales. Esto lo convierte en un lugar muy pintoresco para visitar con la pareja o la familia.

Originalmente los canales eran utilizados para el transporte de mercancías y también para suministrar agua a la ciudad. De hecho, Leonardo DaVinci fue el encargado de crear el sistema de presas y cerraduras.

No solo eso, el mármol con el que fue construida la Catedral de Milán fue transportado a través de estos canales.

Museo de Ciencia y Tecnología Leonardo DaVinci

La Última cena, Leonardo DaVinci

Y si te gusta la tecnología y la ciencia, que mejor que visitar este impresionante museo, que además se encuentra ubicado en el antiguo monasterio de San Vittoe al Corpo.

En este museo puedes encontrar la mayor colección de máquinas y modelos creados a partir de los dibujos de Leonardo DaVinci.

Además, el museo se encuentra muy cerca de la iglesia de Santa Maria delle Grazie, donde igual puedes conocerla famosa pintura mural La última Cena, creada también por Leonardo DaVinci.

Deja un comentario