Que ver en Milán en 3 días

Que ver en Milán en 3 días

Que ver en Milán en 3 días

Si vas a realizar un viaje rápido a Milán, de seguro vas a querer recorrer todo lo que puedas en esta hermosa ciudad y no querrás perderte nada de lo que pueda ofrecerte, por eso quieres tener un itinerario donde puedas conocer lo más que puedas.

Lo importante es que puedas aprovechar al máximo esta bella ciudad italiana, y con esta guía de visitar Milán en tan solo 3 días podrás recorrer los lugares más interesantes para que puedas sumergirte en la que es conocida como la capital de la moda.

Milán es una ciudad mágica que te robará el aliento desde el primer momento en el que llegues y veas toda su infraestructura. Es una ciudad que tiene mucho que ofrecer en cuanto a historia, arte y vanguardia, por lo que si solo tienes 3 días para visitarla entonces deberás moverte con rapidez para así absorberlo todo.

Viajar a Milán

Viajar a Milán

A pesar de que Milán es una ciudad muy importante y que tiene muchos lugares turísticos que puedes visitar, es pequeña, y aunque sientas que 3 días es muy poco para conocerla no es así, ya que en ese breve tiempo vas a poder inspirar toda la esencia de esta bella ciudad italiana.

Lo primero que deberás determinar será el aeropuerto al cual vas a llegar, ya que Milán cuenta con 3 aeropuertos de flujo comercial, por lo que debes escoger muy bien. Estas tres opciones son los aeropuertos de Malpensa, Bérgamo y Linate. Los dos primeros quedan a 40 kilómetros de la ciudad mientras que el de Linate está solo a 7 kilómetros.

Lo bueno es que cada uno de estos aeropuertos ofrece diversos medios de transporte que puedes utilizar para movilizarte al centro de la ciudad, al igual que también puedes contratar un servicio de traslado que te lleve directo a tu hotel, todo dependerá de tu solvencia económica.

Hospedaje

Hospedaje

Como vas a realizar un viaje corto, lo mejor es que reserves en un hotel que esté ubicado en una locación céntrica, preferiblemente cercano a  la Estación Central de Milano para que puedas movilizarte con mayor facilidad.

Sin embargo, a medida que te vas acercando al centro, el costo del hospedaje se incrementa considerablemente, por lo que debes buscar una buena relación precio-ubicación para que disfrutes de un viaje excelente.

Con respecto a esto te recomendamos leer: MilanoCard, la tarjeta turística

Itinerario

Itinerario

Una vez que ya hayas resuelto los dos aspectos más importantes con respecto a tu viaje, que son el pasaje de avión y la reserva del alojamiento, ya puedes comenzar a planificar tu itinerario con antelación para que puedas recorrer la ciudad y la aprecies en su totalidad.

Dependiendo de los lugares que quieras recorrer puede ser recomendable que compres la Milanocard que incluye las entradas gratuitas a diversos sitios turísticos, descuento en algunos lugares y el transporte público gratuito.

Día 1 en Milán

El primer día siempre será el más agitado porque estás un poco cansado por el viaje, pero no dejes que el trajín de la llegada te impida hacer el recorrido por esta ciudad para que en tan solo tres días puedas conocer sus atracciones más emblemáticas. Por este motivo, es recomendable que comiences con el centro de Milán.

El primer destino será la Piazza del Duomo, que es un símbolo emblemático de la ciudad. En este lugar podrás apreciar los edificios históricos como la Catedral de Milán construida en el siglo XIV que es absolutamente hermosa y deslumbra ante los ojos del espectador.

Otro de los edificios que verás en la plaza será el de los Pórticos Septentrionales, el Palacio Real donde está albergado el Museo del Novecento y la corte real, además hay otros atractivos que podrás apreciar.

Una vez que salgas de la plaza del Duomo, deberás visitar la hermosa Galleria Vittorio Emanuelle II que data del siglo XIX, que tiene un estilo ecléctico maravilloso muy atractivo para el espectador.       En la salida de la galería puedes detenerte a apreciar el monuemento a Alessandro Massoni.

Continúa por el camino hasta llegar a la Piazza della Scala, donde también podrás admirar el Teatro della Scala que es uno de los más prestigiosos de todo el continente y el Palazzo Marino que es la sede del ayuntamiento de la ciudad.

Una vez que ya has recorrido estos bellos monumentos de seguro querrás descansar y el mejor lugar para hacerlo es visitando el Jardín Público Indro Montanelli.

Continúa tu camino por esta hermosa ciudad y haz tu próxima parada en la iglesia de Santa Maria delle Grazie para que aprecies “La Última Cena”, una de las obras maestras de Leonardo da Vinci. Sin embargo, para esto será necesario que reserves una visita guiada con anticipación.

Para finalizar tu recorrido del día 1 por la ciudad puedes ir a la Piazza Mercanti para que observes algunos de los edificios históricos más bellos de la ciudad. Lo mejor es que en esta zona podrás después cenar con una deliciosa pizza y luego finalizar con un helado.

Lee el articulo que tenemos de: Catedral de Milán: El Duomo

Día 2 en Milán

Para el día 2 debes empezar con mucho ánimo y desde temprano para que puedas continuar recorriendo esta hermosa ciudad. Ahora que estás un poco más fresco y que pudiste descansar en la noche tendrás ánimo para caminar y visitar hermosos lugares turísticos.

El primer sitio a visitar será uno donde podrás admirar algo diferente, por lo que es recomendable que visites el museo del Cementerio Monumental, que está al aire libre y que tiene una variedad de tumbas y mausoleos impresionantes.

Una vez que salgas de allí puedes caminar hasta la Piazza Gae Aulenti que está a pocos minutos, donde podrás ir al estupendo mirador de la ciudad del Unicredit Tower para que tomes unas fotos impresionantes.

Continúa tu camino en dirección hacia el centro hasta que llegues a Brera, que es conocido como el barrio más encantador de la ciudad. Allí podrás pasear por calles hermosas donde admirarás tiendas, galerías de arte y cafeterías. Luego, entra al Palazzo Brera para admirar su Pinoteca.

En ese mismo barrio podrás comerte un delicioso almuerzo para luego continuar con tu recorrido. Una vez que hayas almorzado, continúa hasta llegar a la Iglesia San Maurizio al Monastero Maggiore para que admires unos frescos maravillosos que datan del siglo XVI.

Acercate luego a la Pinacoteca Ambrosiana que está próxima a la iglesia, y luego continúa hasta llegar a la Iglesia San Bernardino alle Ossa donde verás una colección de osamenta humana. También puedes llegar hasta la Basílica de San Ambrosio cuyo mayor atractivo es el Sarcófago de Stilicho.

Continúa luego hacia la Iglesia San Lorenzo Maggiore, que es una de las más hermosas de la ciudad. Por último, haz una parada en el barrio Navigli donde podrás disfrutar de otros hermosos monumentos si tienes tiempo, como el Callejón de las Lavanderas, la Iglesia de San Cristóforo, la Basílica de Sant Eustorgio y el Arco de Ticino.

Día 3 en Milán

Para el último día que estás en Milán lo mejor será que hagas una excursión que te permita admirar toda la belleza de la naturaleza que rodea a esta hermosa ciudad italiana. Tienes varias opciones que puedes disfrutar, como la visita al Lago Como o a los Alpes.

Si quieres visitar el Lago Como, que es considerado como uno de los más hermosos del mundo, puedes tomar el tren que le toma menos de una hora el trayecto y llegar hasta ese maravilloso lugar que está rodeado de vegetación y montañas.

En este hermoso lugar podrás recorrer varios pueblos que están a la orilla del Lago, y tomarte unas fotos muy bellas, por lo que es una excursión imprescindible si vas a esta ciudad italiana.

La otra opción que tienes a disposición con respecto a excursión es hacia los Alpes Suizos, que están muy cerca de la ciudad. Puedes tomar un tren hasta Tirano para allí tomar el Bernina Express que es un tren panorámico que te paseará por una de las rutas más hermosas del mundo.

Mira nuestro artículo sobre: La Última cena, Leonardo DaVinci

El trayecto tiene una duración de 2 horas, por lo que debes planificarte bien, además, los boletos para este tren los debes reservar con antelación en su página web oficial. Lo mejor de este tren es que hace 21 paradas en las que puedes tomarte unas fotos increíbles y ver los hermosos lagos que están en ese lugar.

Si por el contrario no quieres realizar una excursión sino que quieres continuar recorriendo la ciudad, considera visitar algunos sitios que tal vez te hayas podido saltar en tu recorrido como el Castillo Sforzesco, el Arco de la Paz, y el Naviglio Grande.

Deja un comentario