El Parque Sempione

El Parque Sempione

El Parque Sempione

Una de las visitas que puedes hacer mientras estés en la ciudad de Milán es al Parque Sempione, que es considerado como el más importante de esta hermosa metrópolis. A pesar de que Milán no es una ciudad conocida por sus espacios naturales, este parque es una visita que debes hacer para que veas un auténtico oasis en la bulliciosa ciudad italiana.

A pesar de lo que muchos puedan pensar, Milán no es una ciudad gris, todo lo contrario, tiene una gran variedad de espacios verdes que muestran toda su belleza especialmente en la época de la primavera, y el Parque Sempione es uno de los más importantes así que no puedes perderte esta visita.

¿Qué ver en el Parque Sempione?

Qué ver en el Parque Sempione

El Parque Sempione fue construido entre los años 1890 y 1893 justo al lado del Castillo Sforzesco como parte de las modificaciones a este lugar, con un diseño que evoca los parques ingleses del siglo XIV. Abarca más de 47 hectáreas donde se pueden apreciar amplias zonas de vegetación y un lago artificial que es el hogar de varias especies de patos.

Espacios verdes

Puedes recorrer la gran cantidad de caminos de diversos tamaños que se extienden alrededor del césped bien podado, y es un paseo especial para las parejas ya que es muy romántico caminar entre estos espacios tan hermosos, e incluso sentirás que estás sumergido en una de las novelas de Jane Austen.

Al caminar por el parque podrás ver a personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos, concentrados en este lugar haciendo una variedad de actividades o simplemente disfrutando de estar al aire libre, por lo que es un lugar que puedes disfrutar si viajas con tu familia.

De seguro verás una mayor afluencia de personas durante los fines de semana, así que probablemente será difícil encontrar un lugar en el que puedas sentarte bajo la sombra. Lo mágico de este lugar hace que todas las personas quieran acercarse a relajarse para así recargar las baterías para vivir en esa bulliciosa ciudad.

Si caminas en dirección al lago podrás contemplar un lindo puentecito de madera, donde los enamorados colocan candados que sellan historias de amor, que es una tradición que se ha esparcido por toda Italia y de la que no se ha salvado este puente. Allí también podrás ver todas las especies de patos que viven en ese lugar.

Mas informacion relacionada con este tema: Cómo moverse por Milán y Trenes a zonas cercanas

Edificaciones que están en el parque

Uno de los atractivos del Parque Sempione es que no solo ofrece unos espacios hermosos por donde caminar, sino que también alberga una serie de edificaciones que puedes visitar para que admires la arquitectura y el diseño con el que fueron construidas.

En el parque está ubicada la Fundación La Trienal, que es un lugar que se dedica a promover el desarrollo de las artes y la arquitectura italiana, así que puedes darle una visita mientras estés recorriendo el parque.

En este sitio también encontrarás la Arena Cívica, que es un anfiteatro que fue inaugurado en el año 1806 y donde actualmente se realizan una variedad de eventos musicales como conciertos, y también jornadas de atletismo, por lo que es un sitio muy interesante en el que podrás tomar muy buenas fotografías.

Otra de las edificaciones que podrás apreciar en este parque es el Arco de la Paz (Arco della Pace) cuya construcción finalizó en el año 1826 y que, tal como su nombre lo dice, es un monumento edificado para conmemorar la paz que se consiguió en el año 1815. Este monumento se erige de manera imponente en el parque y será muy fácil de ubicar.

Si tienes tiempo también vale la pena que te acerques al Acuario Cívico que está ubicado dentro del Parque Sempione, para que puedas admirar las más de 100 especies distintas de peces ubicados en los 36 tanques que posee este lugar. Una visita que de seguro será muy interesante y que te relajará.

¿Qué hacer en el Parque Sempione?

Qué hacer en el Parque Sempione

Si eres una persona que ama estar un tiempo al aire libre, entonces de seguro disfrutarás mucho este pequeño respiro que podrás tener en medio de esta gran ciudad, y al estar en pleno centro será muy fácil de ubicar.

Luego de haber pasado un día recorriendo sitios turísticos puedes visitar el parque durante el atardecer para así disfrutar de una bonita vista de manera que el sol no sea tan molesto, ya que los caminos por lo general no reciben sombra, por lo que si quieres pasear es mejor hacerlo en horas donde el sol no sea tan fuerte.

También puedes hacer un picnic en alguna de las zonas sombreadas, de manera que puedas compartir con tu familia o con tu pareja de una comida muy romántica antes de continuar paseando por la ciudad y conociendo los demás sitios turísticos.

Lo mejor de todo es que este parque tiene una ubicación muy privilegiada, ya que está justo al lado del Castillo Sforzesco y a tan solo 10 minutos caminando de la Catedral de Milán, de manera que podrás visitar los atractivos turísticos principales sin tener que ir muy lejos y luego recargar tus energías en este espacio natural.

No te pierdas este artículo: Parques y jardines de Milán

Si viajas con tus hijos, puedes llevarlos a visitar el Parque Sempione para que vean también la fauna y se conecten con la naturaleza, además pueden jugar un poco en el sitio para que así ellos también puedan disfrutar la visita a esta hermosa ciudad italiana y tengan un respiro luego de haber visitado edificaciones antiguas.

Sin duda alguna, el Parque Sempione ofrece muchos atractivos para toda la familia, solo necesitas tener un poco de imaginación y voluntad para sacarle provecho a este hermoso espacio natural tan lleno de vegetación, además, podrás tomarte muchas fotos increíbles que luego te llevarás como recuerdo de tu visita.

Ubicación del Parque Sempione y cómo llegar

Ubicación del Parque Sempione y cómo llegar

Este hermoso parque está ubicado junto al Castillo Sforzesco, el cual está en la Piazza Castello en el centro de la ciudad, así que es muy fácil de ubicarlo. Si quieres ir directamente al parque puedes utilizar cualquiera de las rutas de transporte público que hay en la ciudad, ya que tienes muchas opciones.

Metro

Para llegar al Parque Sempione utilizando el metro puedes tomar la línea M1 y llegar hasta la estación Cadorna y caminar solo un poco hasta llegar a la Piazza Castello desde donde podrás ver el hermoso parque.

También puedes utilizar la línea M1 y llegar hasta la estación Cairoli, que queda tan solo un poco más cerca de la Piazza Castello, ya que la podrás ver justo al frente, solo deberás caminar hasta llegar al parque.

Otra de las opciones es tomando la línea M2 y llegando hasta la estación Lanza, que esa está ubicada al lado opuesto de la estación Cadorna, por lo que podrás entrar al parque desde el otro lado, todo depende de la línea que quieras utilizar.

Tranvía

Por el tranvía también puedes llegar al Parque Sempione, que de seguro será un recorrido muy bonito. Para esto hay muchas opciones ya que puedes usar las líneas 1, 2, 4, 12, 14 y 19, de manera que puedes escoger la que más te convenga para llegar a este maravilloso sitio.

Autobús

Si prefieres moverte por la ciudad utilizando el servicio de autobús entonces puedes llegar al Parque Sempione al utilizar cualquiera de las líneas 18, 50, 37, 58, 61 y 94 ofrecidas por este transporte público.

Si deseas conocer mas sobre este tema te recomendamos: Que ver en Milán en 3 días

Horario del Parque Sempione

Horario del Parque Sempione

El Parque Sempione es un espacio natural que de seguro disfrutarás mucho, y lo mejor de todo es que puedes ir cualquier día, ya que está abierto todos los días desde las 6:30 hasta las 21:00 para que puedas dar un paseo agradable admirando la belleza de los paisajes verdes de Milán.

Es una visita que puedes hacer al salir del Castillo Sforzesco, por lo que puedes sentarte en alguno de los bancos mientras te comes un panini, y así puedes descansar en tu recorrido turístico, y obtener nuevas fuerzas para continuar caminando hasta el próximo destino de tu itinerario.

¿Es necesario pagar una entrada?

Como el Parque Sempione es un parque público no tendrás que pagar ninguna entrada para poder recorrerlo, ya que es un lugar que está abierto a las visitas todos los días. Recuerda que al ser un espacio natural debes cuidarlo y no debes dejar desechos en el sitio, para que pueda continuar manteniéndose en buen estado y todos puedan disfrutarlo.

Deja un comentario