Castillo Scaligero

Qué ver en Malcesine

Qué ver en Malcesine

Para esta ocasión nos vamos a Italia, a la zona norte. Aquí nos vamos a encontrar con esta hermosa localidad de estilo medieval a las orillas del Lago di Garda, si, hablamos de Malcesine.

Esta un sin duda, una de las localidades más visitadas por su ubicación y su gran valor cultural.

Primero hablaremos de todos los atractivos culturales para ver en esta preciosa localidad.

Sugerimos leer este articulo sobre Qué ver en Brescia

Casco histórico de Malcesine

Casco histórico de Malcesine 

Siendo este un lugar bastante amplio y repleto de tiendas y restaurantes, debido a la alta afluencia de turistas, porque créeme, tiene bastantes turistas. Estando aquí podemos ir al castillo de Scaligero de Malcesine, el cual es uno de los principales atractivos turísticos; puedes llegar a él a través de vías o por el lago.

Lo primero que va a capturar tu atención es la inmensa torre pentagonal de 31 metros de altura. Su construcción no ha sido comprobada, se dice que comenzó su construcción en 1277.  Tiene un pozo que lo rodea y su única entrada es mediante un puente levadizo, lo cual hacía que este fuerte fuese extremadamente seguro.

Nunca fue considerado para ser residencia de alguna corte, de hecho a través del tiempo y a la cercanía con la que más adelante se construyó otra fortificación, esta perdió prestigio militar. Luego fue convertido en un centro que alberga varios espacios culturales, donde podemos encontrar museos.

Contamos también con atractivos de vista al mar, siendo uno de ellos el Palazzo dei Capitani que se encuentra en los cercados del puerto y es considerado como un Monumento Nacional de Italia ya que es uno de los edificios más famosos de Ascoli Pineco.

Su construcción se originó en el siglo XIII cuando Ascoli tuvo su mayor influencia comercial, pero debido a un desastre natural tuvo que ser remodelada con un estilo veneciano a finales del siglo XV por los Scaligeri.

Consta de tres pisos entre los cuales se encuentran dos galerías de exhibición dentro de la cual están las pinturas representativas de los años de servicio de los gobernadores del siglo XIX, cuenta también con un jardín romántico que atrae la atención de los turistas al palacio, tiene una vista espectacular con palmeras que van directas al lago y la entrada es totalmente gratuita.

Tambien te recomendamos Que ver en Lugano Suiza

Lago Di Garda

Lago Di Garda

Existen un sinfín de lugares a los cuales se puede visitar, pero sin duda el Lago Di Garda, es uno de los lugares que no pueden faltar.

Está en la provincia de Trento al norte y es el más grande que se encuentra en Italia, posee un clima agradable bien particular que se genera por temperaturas frías y un arco de montañas en cadena haciendo del lugar algo mágico con la espectacular vista natural que lo caracteriza, está rodeado por un pueblo medieval y villas señoriales que son resguardados por murallas.

Lo más recomendable para apreciar la vista y otros atractivos turísticos aledaños a la zona es alquilar una bicicleta y recorrer las calles a orillas del lago, o bien alquilar una barca.

Si bien es cierto que una de los mejores vista del Lago se puede apreciar desde arriba, es decir, desde las alturas, y para ello está la subida en teleférico al Monte Baldo para apreciar un panorama privilegiado, el tiempo de dicho recorrido para llegar al monte es de apenas de diez minutos a quince minutos.

El teleférico de Malcesine

El teleférico de Malcesine

El teleférico hace tres paradas cada una niveles más altos.

Y es bastante atractivo ya que le ofrece a los pasajeros vistas hasta de 360° que se ocasiona en la segunda sección mientras la cabina asciende, creando un giro sobre ella misma y dando una apreciación espectacular que no puede ser originada de otra manera.

Ya en el Monte Baldo, se encuentran dos provincias italianas importantes que son la Trento y Verona, ubicadas en la zona montañosa de Los Alpes a 2.218 msn siendo la cima más alta de los picos de Garda, se puede apreciar de la vista generada y dar un recorrido por los restaurantes de la región.

Castillo Scaligero

Castillo Scaligero

Para conocer un poco más sobre la historia del Monte Baldo, se puede visitar el Castillo Scaligero, se trata de un museo cuya orientación es la información de la historia local a los visitantes realizada con equipamientos.

El museo está compuesto por nueve salas y en cada una de ellas se encuentra información sugerente.

  • La primera sala: es de La Profundidad, como su nombre bien lo dice se encuentra sumergida en el lago, siendo su principal objetivo crear en los visitantes una visión diferente del lago, basándose en dos aspectos como los son la realidad externa y la vista espacial.
  • La segunda sala: de La Cronología, es una formación geológica donde se fusionan el Lago Garda y El Monte Baldo con la idea de generar en los visitantes una comparación, se pueden percibir en esta sala capas con piedras que son sumergidas en un primer plano.

También se pueden encontrar con diferentes tipos de rocas que pueden ser percibidas al tacto por los invitados.

  • La tercera sala: La Estratigrafía del Lago, donde se impone a la vista los diferentes tipos de peces en ámbito de pasado y presente, es una sala bastante llamativa e ingeniosa que une a dos faunas y son mostrados en vitrinas.
  • Cabe destacar, que toda la especie es de origen vivo y su fin es presentar lo que puede ser apreciado en la profundidad del lago.
  • La cuarta sala: es una sala con vista representativa de las vivencias históricas y es denominada como La Cama de la Caña, donde se hace alusión a un cañaveral de Lazise con palafitos y una fauna superficial, que originalmente es la que se encuentra en el Lago.

Se aprecia también aves antiguas, peces de gran tamaño que son visibles debajo de la superficie, es todo un cuarto mágico que capta también la fauna oculta como lo son la arena y los guijarros, que fueron recreadas en esta sala para dar a conocer la fauna intersticial.

  • La quinta sala: orientada al paisaje y la vegetación, es una de las mejores salas del museo ya que le permite a los visitantes percibir aromas y esencias naturales que vienen de las plantas, esto a través de la estimulación nasal, se crearon botones en sitios específicos que al ser presionados liberan dichas esencias, siendo toda una experiencia única uniendo la vista y el olfato.

Al salir de la sala anterior que es orientada al nivel del agua y pasar a esta sala la primera vista obtenida es del Monte Baldo y sus diferentes tipos de ambientes.

La vegetación es tan variada que pueden estructurarse por partes, en la parte superior encontramos los prados del monte y en la parte inferior se visualizan los olivos.

  • La sexta sala: El Restaurante, y como no podía faltar, la degustación hace del recorrido algo más interesante, en esta sala se sitúan mesas y sillas como la estructura original de un restaurante, donde se les permite a los visitantes solicitar un menú para captar la diversidad que caracteriza el Lago de Garda y El Monte Baldo.

Ya en este punto del recorrido no solo se ha experimentado visualmente el museo, si no que con una idea original se ha permitido captar también de manera olfativa y gustativa, es la verdad toda una experiencia inolvidable y bastante recreativa.

  • La séptima sala: se orienta a La Historia, con vitrinas, imágenes y textos se ilustran los personajes más importantes, se enfocan en el conocimiento natural del Monte Baldo que se remonta desde el siglo XV en el momento que se dieron a conocer las primeras investigaciones botánicas, y que a partir del siglo pasado ya se incluyen investigaciones tanto prehistóricas como faunísticas.
  • La octava sala: La Montaña, en el macizo montañoso el contenido importante es la fauna del Monte Baldo, es decir, todos aquellos animales que son habitantes originarios de dicho monte.

Es adornada por animales de peluche que son colocados en vasos, es una sala bastante peculiar e interesante ya que a través de esto se simboliza la altitud de la cima más alta y lo que en si los animales viven en ella, variando desde los 6 a los 2000 msnm, es realmente impresionante.

  • La novena sala: donde se aprovecha al máximo el territorio, el tema principal de esta sala es que los visitantes puedan recorrer ciertos lugares que son destacados dentro del territorio.

En ella no se encuentra información detallada, sino más bien es un cuarto dinámico ya que al ser la última estación del recorrido en el museo, se les permite a los visitantes recrear su experiencia y realizar una opinión sobre lo aprendido.

Te recomendamos lees este tema relacionado Qué ver en Riva del Garda

Hay también libros de más información para los que deseen profundizar sobre alguna de las salas vistas y al finalizar esta el libro de firmas de visitas para los invitados.

Sin duda alguna este museo es de las atracciones más completas de Malcesine, ya que en él se encuentran los tipos de vistas que pueden ser apreciadas en el entorno pero con una visión original.

Deja un comentario