Visitar el Casco Histórico de Marbella1

Visitando el Casco Antiguo de Marbella

El casco antiguo o histórico de Marbella acumula todo el valor histórico y cultural de la ciudad. Pasear alrededor de sus estrechas y pintorescas calles rodeadas de iglesias, hermosas casas señoriales, museos, ermitas y murallas levantadas hace muchos años, es una experiencia idílica.Visitar el Casco Histórico de Marbella1

El epicentro de todo está situado en la Plaza de Los Naranjos. Desde este sitio, podemos ir descubriendo las maravillas que el lugar guarda para nosotros. A continuación, te daremos un bosquejo de los sitios más emblemáticos de este precioso lugar, no sin antes conocer un poco de su historia.

Lee el artículo que tenemos de: Que Ver En Marbella Y Su Clima

Historia del Casco Antiguo

Visitar el Casco Histórico de Marbella2

Fundado por los romanos con la denominación de Sálduba. Sin embargo, Marbella como ciudad inicia en 711, cuando musulmanes dirigidos por Al-Tarik toman posesión del sitio, dejando un lugar en honor a su nombre: Tarifa. La obra arquitectónica más importante en su época fue un castillo, con fines militares. Hoy en día, se pueden apreciar las murallas.

En cierto momento, tuvo que pasar por un proceso de remodelación. Se fijó una cerca con murallas, lo cual termino finiquitando el Casco Antiguo de Marbella. En el año 1485 llegan los Reyes Católicos y los musulmanes entregaron la ciudad. En ese instante, se comenzaron a instalar las nuevas instituciones religiosas, para reafirmar la religión católica.

Por eso, actualmente podemos deleitarnos observando la Ermita de Santiago, la Iglesia del Santo Cristo y el Convento de la Trinidad. Los avances dados en el siglo XVI fomentaron un mejoramiento en cuanto a la estructura urbanística de la ciudad. Esto se puede ver en la Plaza de Los Naranjos y la calle Nueva. La distribución de antaño constaba de 44 calles, una plaza y 4 plazoletas, las cuales existen hoy en día.

Las calles ostentan nombres con significados. Unas llevan nombres de conquistadores, como Buitrago Mendoza. Otras de españoles de renombre, como Alderete. Otras se decantan por resaltar la religión: Cruz, Trinidad, Misericordia y Remedios. Hay unas que solo adoptaron denominaciones comunes de la vida española, como Panadería, de los Caballeros, Muro y Pelleja.

Iglesia Mayor de la Encarnación

Si subes por la calle de la Caridad, te encontrarás con esta omnipotente iglesia, la más grande la ciudad. Es de color blanco, con detalles y soberbias columnas en color beige. En su parte superior tiene un campanario con un reloj. Su interior es magnífico y sumamente opulento: el espacio es grande, con varias columnas y con dos lámparas de cristal en el techo.

Su altar es de grandes dimensiones y de color dorado, ornamentado con velas e imágenes de ángeles, Jesús y la Virgen María. En la época navideña, la ornamentación crece y podemos contemplar el pesebre, configurado con figuras grandes. De igual forma, hay que nombrar a un famoso órgano, uno de los más grandes fabricados en España en el siglo XX.

Asimismo, hay santuarios dedicados a vírgenes y santos, que sobresalen por los ropajes tan bien hechos de las figuras, su realismo y única decoración. Hay presencia de imágenes de varias vírgenes, que lucen coronas y vestidos extravagantes. Hay una imagen de un Cristo crucificado, que invita a la admiración. En Semana Santa, no pueden faltar las famosas procesiones con imágenes.

No te pierdas este artículo: Museo del Grabado Español Contemporáneo de Marbella

Entrada al casco antiguo

 Visitar el Casco Histórico de Marbella4

Muchos viajeros le dan una excelente valoración. Comentan que vale pena hacer una caminata por sus calles estrechas, reminiscencia de su pasado árabe. Se respira un ambiente tranquilo y agradable tanto de día como de noche, con sus pequeñas plazas aromatizadas con flores y ornamentadas con  fuentes de agua y esculturas.

Sus calles no serán muy anchas, pero hay bastante que ofrecer. Desde tiendas de ropa, restaurantes con lo mejor de la gastronomía española e italiana, heladerías, bancos, tiendas de artesanías, bares de tapas, cafeterías y tiendas de zapatos. Algo para todos los gustos se consigue aquí.

Hotel Fuerte Marbella

Visitar el Casco Histórico de Marbella5

Constituye uno de los primeros grandes hoteles instalados en Marbella; fue aquí donde se instaló el primer ascensor de la zona. Es un emblema del turismo de la región. Situado frente a la playa, posee un paradisiaco jardín sin parangón, con bellos árboles y flores. Este jardín tiene una extensión de 4.000 m2. Dispondrás de bancos y muebles para disfrutar de la vista cómodamente.

Las habitaciones son grandes, con una gran cama, con un balcón con una pequeña mesa y sillas, que dan la vista al mar. Nada más relajante que levantarse viendo el hermoso azul del océano. El hotel cuenta con una espectacular piscina, rodeada de arbustos, palmeras y flores. Ofrece otra piscina también pero esta está resguardada por un panel de vidrio.

Ofrece un restaurante frente a la playa, asi como un gimnasio y una sala de exhibiciones. Los huéspedes son capaces de disfrutar de la playa también ya que el Paseo Marítimo une al hotel con el Puerto Banús. Posee un precioso bar, donde puedes degustar de un vino o una cerveza. Asimismo, cuenta con internet gratis, actividades infantiles y televisión por cable.

También te recomendamos: Marbella: ¿Que Ver y Hacer en Un Día?

Muralla árabe

Visitar el Casco Histórico de Marbella6

Declarada como Patrimonio Histórico Cultural, es lo más relevante que queda del pasado musulmán de la ciudad. Esta estructura es parte del castillo que se construyó en tiempos de Al-Tarik, a inicios del siglo X, con la finalidad de proteger el entorno. Puedes acercarte y tocar con tus manos piedras de la muralla que albergan unos 800 años de antigüedad.

Actualmente se encuentra decorada con flores y plantas. Árboles de naranjos avivan su ambiente.  Dispone de un cartel que explica a sus visitantes algo de la historia del lugar. Un sitio para perderse un poco de la ciudad y aprender un poco de historia.

Plaza de los Naranjos

Visitar el Casco Histórico de Marbella7

Es el símbolo de Marbella por antonomasia. Su nombre se debe a presencia de árboles de naranjos, los cuales le dan al lugar un olor muy refrescante. Su construcción se remonta a la época de los Reyes Católicos. Si viajas a Marbella, es casi que obligatorio que pases por este lugar ya que ofrece variedad de bares y restaurantes.

Mucho más sobre este tema con: La Histórica Villa Romana de Río Verde en Marbella

Viajeros a este sitio, comentan que es una experiencia única tomarte algo bajo la variopinta vegetación que hace vida en la plaza. Conserva su suelo original muy bien restaurado y exhibe casas señoriales de color blanco. El Ayuntamiento se encarga de dirigir y cuidar la plaza.

Luego de haber hecho un buen recorrido por la historia y por los lugares más icónicos de Marbella, ¿te animas a considerarla como un destino para tus próximas vacaciones? Nosotros esperamos que sí y que te sumes a las múltiples buenas reseñas de sus visitantes.

Deja un comentario